El Espanyol llegaba al duelo con el Mallorca con la necesidad de ganar y Abelardo apostaba por darle continuidad al once de Granada, con el único cambio de la entrada de Marc Roca en el lugar de Ander Iturraspe y en el centro de la defensa la entrada de Bernardo en el lugar de Naldo. Los demás los mismos que cayeron derrotados en el Nuevo Los Cármenes.

Los nuestros salieron muy enchufados en el partido con presión alta sobre la salida de la pelota del conjunto balear y a los 2 minutos teníamos la primera ocasión del partido, en un centro de Embarba que remataba de espuela Raúl de Tomás y se iba fuera por poco.

Respondió a los 6 minutos Budimir con una clara ocasión, donde estuvo providencial Leandro Cabrera mandando a córner, el partido era una locura y en la siguiente jugada Reina ponía una mano impresionante para salvar un disparo de Calleri. A los 11 minutos llegaría la primera jugada clave del partido, Mateu Lahoz señaló penalti a favor del Mallorca, pero la revisión del VAR confirmó que la pelota había salido antes, por lo que lo invalido.

El partido era muy eléctrico, pero lo dominaba el Espanyol y las ocasiones eran blanquiazules hasta la media hora de juego, a partir de ese momento aparecieron los nervios en el cuadro perico y los bermellones se hicieron con el control del encuentro, pero sin llevar excesivo peligro a la portería de Diego López. Llegamos al descanso sin más sobresaltos.

 Embarba volvió a ser titular / Getty Images

Tras la reanudación no cambio en exceso el decorado del encuentro, si bien es cierto se bajaron revoluciones, por ambos equipos. En el 52 Diego López salvo un mano a mano con Lago Junior, sufría el Espanyol hasta el 57 cuando Raúl de Tomás volvía a su cita con el gol, centro de Darder y remate de cabeza inapelable del madrileño al fondo de las mallas.

En el 63 de juego llegaba el primer cambio Vargas entraba en el lugar de Calleri, que se marcho ovacionado por la grada perica. En el 71 se producía el segundo cambio en el Espanyol, Víctor Sánchez entraba en el lugar de David López, que se marchaba renqueante. En el 71 volvió a tener una clara ocasión el Espanyol tras una buena combinación entre Vargas y Darder que acabó con disparo del balear que sacó muy bien Reina.

En el 83 de juego se producía el último cambio Víctor Gómez entraba en el lugar de Sergi Darder. Que manera de sufrir en los últimos minutos de partido, y es que Budimir tuvo en un remate de cabeza el empate, pero se fue fuera por poco. Llegó la primera victoria de la temporada en el templo perico, tras mucho sufrir, pero con Raúl de Tomás todo es más fácil, mucho más fácil.