El inicio de Raúl de Tomás en el Espanyol es espectacular, el killer madrileño ha marcado ya 5 goles con la elástica blanquiazul, y por lo tanto el club perico deberá abonar 500.000 euros al Benfica.

Esta era un de las cláusulas que los portugueses pusieron para sellar el acuerdo. Cabe recordar que el Espanyol pagó 20 millones de euros, más 2 millones de euros en variables, y uno de ellos es alcanzar los 5 goles en partido oficial. A buen seguro que nadie pensaba que alcanzaría esa cifra de una manera tan rápida.

El espanyolismo está encantado con el hambre que está demostrando el 11 espanyolista, que no se cansa de golear y sobre todo que en ningún momento le pesa la responsabilidad de echarse el peso del equipo a sus espaldas. Ha nacido un nuevo ídolo para el espanyolismo.