El Espanyol juega este lunes en Anoeta un partido que puede situarlo a un punto de los puestos que dan acceso a Euorpa League, por lo que el equipo tiene una gran oportunidad de demostrar su ambición de pelear por los puestos de privilegio del campeonato, sin lugar a dudas sería la mejor manera de confirmar el adiós al momento vivido en LaLiga y certificar su candidatura a puestos europeos.

En la Real Sociedad vuelve al banquillo de Anoeta, Imanol Alguacil, que cabe destacar en los partidos que dirigió al equipo vasco la pasada temporada no conoció la derrota como local, es más, lo único que conoce son victorias. Y ha logrado recuperar al equipo donostiarra, su balance en los dos partidos que lleva esta temporada al frente del equipo son una victoria en el Bernabéu y un empate en el Villamarín, este último en Copa del Rey.

Leo Baptistao marcó la pasada temporada en Anoeta

El Espanyol aventaja en dos puntos en la tabla a la Real Sociedad, en Anoeta, un campo propicio para los pericos, de sus últimas tres visitas ha arañado dos empates y una victoria. Los precedentes en feudo donostiarra invitan al optimismo y los blanquiazules no quieren perder el tren europeo, de ahí que sólo valga vencer o al menos, puntuar.

El equipo necesita dar buenas sensaciones lejos del RCDE Stadium y plantear un partido sobrio como ya hizo el pasado miércoles en el estadio de la Cerámica, donde únicamente sobraron los últimos cinco minutos de partido. Los de Rubi quieren certificar su recuperación y para ello buscarán traerse un buen resultado de San Sebastián.