El culebrón del verano en clave blanquiazul está muy cerca de su final, Borja Iglesias está viviendo sus últimas horas como jugador espanyolista. Fuentes cercanas a la negociación han asegurado a Voz Perica que el acuerdo está prácticamente cerrado, si nada se tuerce en las próximas horas el “panda” jugará la próxima temporada en el Benito Villamarín de Sevilla, a las órdenes de Rubi.

Como ya os hemos venido contando en las últimas semanas existe un acuerdo cerrado entre el jugador y el Betis desde hace mucho tiempo, y el delantero gallego hace unas semanas que rechazó una oferta de mejora de contrato del Espanyol. Todo está a punto de llegar a su final, el Betis abonará la cláusula de rescisión del delantero, la  negociación ha consistido en la fórmula en como se llevará a cabo ese abono.