En el marco de la celebración del 117 aniversario del Espanyol el consejero delegado del club atendió a los medios de comunicación e insistió en el mensaje de siempre, los temas políticos, para los políticos.

Sólo banderas blanquiazules en el estadio

“El posicionamiento del Espanyol siempre ha estado muy claro: el tema político es de los políticos y tienen el deber de arreglarlo ellos. Nosotros nos dedicamos al deporte y esto no sólo ha quedado demostrado a nivel de Consejo sino también con el manifiesto que han hecho diversos colectivos del club. Nosotros apoyamos este manifiesto y animamos a todos los que vengan al estadio que lo hagan con banderas blanquiazules”, ha señalado Ramón Robert.

Robert deja claro que el proyecto del Espanyol sigue adelante pese a la situación política que vivimos

El partido ante el Betis no está en riesgo

Muchos se esta rumoreando sobre una posible suspensón del partido de mañana ante el Real Beis, pero Robert lo descarta absolutamente, “todo sigue igual. Este fin de semana hay jornada y no hay ningún peligro para que no se celebre. Nosotros estamos dentro de la Federació Catalana de Futbol que pertenece a la Federación Española de Fútbol, y de LaLiga, y por tanto no hay ninguna razón por la que no se pueda jugar”, ha afirmado sin titubeos Ramón Robert.

Yansheng preocupado e involucrado con el proyecto

Robert también quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a la hinchada perica y dejó claro que el presidente sigue con preocupación lo que está sucediendo en Cataluña, pero eso no pone en riesgo el proyecto deportivo del club, “con expectación y tranquilidad. Él siempre está preocupado por todas las cosas que pasan en el club y no sólo por el tema político. Sigue el día a día, está muy involucrado en el proyecto y cualquier cosa que suceda en Catalunya y en el Espanyol lo sigue. Pero, insisto, desde la tranquilidad de que esto es un proyecto deportivo a largo plazo y que tenemos que llevarlo a cabo hasta el final, independientemente del tema político que no es cosa nuestra”, recalcó el consejero delegado.