Quique no tiene nunca una semana tranquila en materia de percances físicos. Cuando parecía que la enfermería comenzaba a vaciarse, llega un nuevo contratiempo para el Espanyol.

Capsulitis en el meñique

El portero Roberto Jiménez no pudo completar el entrenamiento del lunes con sus compañeros. Sufrió un golpe en la mano izquierda que le causó una capsulitis en el meñique. Los médicos le atendieron sobre el césped. En las próximas horas se evaluará el estado de la articulación del portero para conocer los posibles daños en los tendones. De este estudio y su evolución dependerá su convocatoria para el encuentro de mañana en Vigo ante el Celta.

Su recambio

Si Roberto necesita reposo, QSF deberá convocar a un portero del filial como suplente del intocable Diego López. Todo indica que el míster recurrirá a Andrés Prieto, meta titular del Espanyol B, y que no jugó el pasado fin de semana por sanción. Otra opción es su suplente Rubén Ualoloca. La parte positiva es que al jugarse entre semana la llamada de Sánchez Flores no dejará al segundo equipo sin uno de sus porteros para sus partidos en Segunda B, donde están inmersos en la lucha por la salvación.

VÍCTOR SÁNCHEZ PODRÍA ENTRAR EN LA LISTA PARA JUGAR EL SÁBADO EN VILLARREAL Y BAPTISTAO YA PISA EL CÉSPED Y SE LE ESPERA EN UN MES APROXIMADAMENTE

Víctor Sánchez muy cerca de volver

El resto de la enfermería sí tiene noticias más halagueñas, ya que Víctor Sánchez ya toca balón. Víctor, uno de los capitanes pericos, afronta sus últimos días de recuperación de sus problemas en el gemelo. Se le irá incorporando poco a poco con el grupo y si QSF le ve en condiciones ya volverá a ser convocado en próximos partidos. Se especula incluso que podría estar en la lista contra el Villarreal.

Baptistao avanza en su recuperación

En el caso de Leo Baptistao, el avance es que el brasileño ya pisa el césped. Ha abandonado el gimnasio donde ya llevaba muchas semanas por sus problemas en el tendón de Aquiles. Quizás el próximo parón liguero, en un mes, marque su fecha de retorno.