Hace unas semanas tuve la oportunidad de conocer, más allá de una entrevista escrita o radiofónica, la estrategia a largo plazo que tiene el director general corporativo del club, Roger Guasch para el Espanyol, si alguien me pidiera una opinión a bote pronto de la impresión que me lleve, sería la de que es el primer director general que tiene un plan a medio/largo plazo para nuestro club.

Además de tener muy claro que la institución ha vivido en muchas ocasiones de espaldas a la realidad de su entorno, de comprobar que el papel de víctimas nos ha servido en más de una ocasión para justificar nuestros propios errores y achacarlos al entorno que nos envuelve. El club ha vivido encerrado en sí mismo. Ejemplos claros de ello los tenemos en no haber intentado jamás un acuerdo de colaboración con el centro comercial Splau, hasta hace tan solo unas semanas, o con el consistorio de Cornellá.

Roger Guasch durante un acto del club, en una imagen de archivo

Roger Guasch tiene muy claro que la marca del Espanyol debe ir asociada a la de Barcelona, la potencia que el nombre de la capital catalana tiene en el mundo debe unirse a nuestro club, y en esa línea se está trabajando desde la llegada del nuevo director general corporativo. También se trabaja de forma insistente en optimizar el fútbol base y dotarlo de las mejores instalaciones, porque nuestros jóvenes valores no solo abandonan la Dani Jarque por el dinero, si no por encontrar en otros lugares unas instalaciones infinitamente mejores.

El plan está trazado y aunque sea complicado de ver por el aficionado de a pie, más cuando el primer equipo no está funcionando como se esperaba desde el club se están dando pasos para crecer como institución. Roger Guasch ha afirmado en más de una ocasión que solo trabaja en proyectos ganadores, solo queda esperar que todo lo que tiene en mente salga adelante, la cosa pinta bien. Confianza.