La lesión de Óscar Duarte, que hará que se pierda lo que resta de temporada, hace que Quique Sánchez Flores vuelva a tener que reorganizar a los jugadores que por fin parecía haber acabado de colocar. La falta de recambios en la zaga parece ser que obligará a David López a volver a la posición de central y formar pareja con Diego Reyes.

La defensa, un dolor de cabeza

Desde el primer día que Quique Sánchez Flores puso un pie en el Espanyol, se dio cuenta de que la línea defensiva le iba a traer más de un dolor de cabeza. En primer lugar, el problema inició con la falta de contundencia y seguridad que arrastraba de la temporada anterior, ya que el Espanyol finalizó como el segundo equipo más goles con más de 70 goles encajados. 

Quique Sánchez Flores comenzó a construir desde atrás. Tras el partido loco en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla que acabó 6-4 para los locales, el míster blanquiazul tenía claro que había que solucionar el problema atrás. Para ello, fijó a un mediocentro como David López en el centro de la defensa para que se hiciera el líder , y con él se consiguieron rachas de portería a cero durante diversos partidos.

No obstante, no hay que olvidar que David López no es central por muy bien que lo haga. Cualquier jugador que juega demasiado en una posición que no es la suya puede acabar quemándose, y Quique Sánchez Flores lo sabía. Por eso, dio el paso que tanto miedo daba dar: adelantar a David al centro para introducir de nuevo de a Óscar Duarte.

El tico realizó un buen encuentro, seguro y en un escenario complicado para volver al terreno de juego como el Santiago Bernabéu por lo que se esperaba que se le diera continuidad, y así fue. A partir de ese día las cosas cambiaron, Duarte se convirtió en la pareja de baile de Diego Reyes, mientras David López se hacía amo y señor en el centro del campo, aunque él sí cambiando de compañero.

DAVID LÓPEZ VOLVERÁ AL EJE DE LA ZAGA MIENTRAS QUE TODO PARECE APUNTAR QUE LA PAREJA EN EL MEDIO DEL CAMPO SERÁ JAVI FUEGO Y VÍCTOR SÁNCHEZ

Con el mismo fin, se puso a Víctor Sánchez, otro medio centro en el lateral derecho, ya que Javi López no estaba rindiendo a un nivel óptimo. Con la lesión del de Rubí, se dio paso a Marc Navarro, canterano que debutó contra el Granada con un gol incluso. Sin embargo, también cayó lesionado, y Javi López ha vuelto a su posición.

Faltan jugadores

En plantilla Quique Sánchez Flores cuenta actualmente con tan solo dos centrales puros que son Diego Reyes y Óscar Duarte. Rubén Duarte, pese a que puede jugar de central, no entra en los planes del técnico blanquiazul, ya que está a caballas de entrar o no en las convoctoria, mientras que Demichelis voló hacia Málaga en el mercado de invierno.

Las opciones son minímas. Diego Reyes seguirá en el centro y todo parece apuntar que David López deberá volver al centro de la zaga, mientras que Javi Fuego podría volver a la línea de medio acompañado de Víctor Sánchez que ya probó en el pasado encuentro ante Ipurúa.

El futuro de la defensa

Por si fuera poco, la continuidad del único fijo de la zaga no está clara. Diego Reyes está cedido por el Porto y el Espanyol tiene una opción de compra de 7 millones que está intentando renegociar. Según Sport, el club blanquiazul solo estaría dispuesto a pagar la mitad, es decir, 3’5 llegando como máximo a 4 millones de euros.

Por si fuera poco, Aarón Martín tiene al Real Madrid siguiéndole de cerca. El joven canterano ha sido una de las grandes revelaciones de La Liga, y no ha pasado desapercibido entre los grandes. El Madrid está buscando lateral izquierdo, y un futbolista con tanta proyección con tan solo 19 años, lo contemplan como una buena apuesta de futuro.

No obstante, el Espanyol deberá reforzarse más allá de que se ejerza la opción de compra de Diego Reyes. Necesitará encontrar un lateral izquierdo que haga la competencia al joven Aarón, pero también recambios en el centro de la zaga.