Rubén Duarte ha cerrado su etapa en el Espanyol y se ha enrolado en las filas del Deportivo Alavés, el canterano ha querido despedirse del club y de la afición espanyolista a través de una carta publicada en la página web oficial del Espanyol.

Me gustaría, ahora que se ha concretado oficialmente mi fichaje por otro equipo, poder despedirme de todos los que han compartido conmigo estos ocho años como jugador del Espanyol. Llegué con 13 años a un club que me acogió con todo cariño y respeto. Crecí en una entidad que me hizo sentir como si estuviera junto a mi familia, que me formó como persona y que me permitió desarrollarme profesionalmente.

Han sido ocho años maravillosos, llenos de buenos recuerdos, de situaciones y amistades que me acompañarán siempre y eso no puedo olvidarlo. Hoy inicio una nueva etapa profesional, una nueva experiencia en otro club y no puedo más que acordarme de todo lo que he vivido como futbolista del Espanyol.

Me gustaría poder devolverles a todos los aficionados, los empleados y técnicos del club y a todos los compañeros que he tenido estas temporadas el cariño que he recibido, pero creo que realmente siempre estaré en deuda. Me marcho con la satisfacción de saber que he tratado de aportar cada día todo mi esfuerzo personal a un club que me ha marcado mucho y que seguirá en mi corazón por toda la ayuda y el afecto que me ha dado en ocho temporadas maravillosas. Aunque esté a unos cientos de kilómetros de Barcelona seguiré muy de cerca todo lo que le suceda a este club que me llevo en el corazón.

Muchas gracias por todo.

Rubén Duarte