Rubi ha comparecido en rueda de prensa en la previa del partido de este sábado en Montilivi, el técnico confía en que el equipo haga un buen papel ante el Girona y se niega a mirar a los puestos de descenso pero reconoce que una victoria alejaría todos los fantasmas.

“No tenemos ganas de terminar las últimas jornadas mirando los marcadores del resto de rivales”, dijo. De todos modos, Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ no está preocupado por los puestos de descenso: “No es una percepción que tenemos, pero alejaríamos fantasmas“, ha señalado el técnico.

Rubi ha querido dejar claro que el partido de mañana es “importantísimo” dada la “rivalidad que existe entre los clubes”, aunque el técnico ha afirmado que, “no nos ha ido bien en los derbis de este año y queremos tener una alegría“, ha señalado el míster blanquiazul.

Pese a todo Rubi ha señalado que la de mañana puede ser la última oportunidad que tenga el equipo para acercarse a los puestos europeos.