El Espanyol sumó un punto más frente a un buen Celta que también tuvo sus opciones. “La séptima plaza queda un poco más lejos, pero eso no quiere decir que no vayamos a pelear la victoria ante el Betis y volver a quedar cerca”, ha analizado el entrenador blanquiazul, Joan Francesc Ferrer, Rubi. En este sentido, el técnico ha señalado que “hay que intentar a acercarse a un partido, por lo menos intentarlo: tenemos cuatro partidos. Soy autocrítico, nuestras fases de futbol buenas han sido muy buenas, pero también ellos nos han dominado”.

“Los dos queríamos el balón y ha habido fases de dominio alternas. Pienso que hemos pagado el cansancio del día menos y lo hemos notado en el segundo tiempo, porque hemos estado más imprecisos de lo normal. Ha sido una pena porque parecía que podíamos hacer el segundo gol. El Celta es un gran equipo y considero que el empate es un resultado justo”, ha declarado.

Rubi ha apuntado ha remarcado que “creo que hemos jugado muy bien cuando hemos dominado, y hemos marcado un golazo, pero frente a este equipo era muy difícil controlarlo todo, podíamos haber hecho el segundo gol”.