Joan Francesc Ferrer “Rubi” trabaja en la confección de la plantilla del que es su nuevo equipo, el Real Betis, y uno de los puntos negros de los verdiblancos el curso pasado fue el gol, y para ello tienen marcado en rojo su objetivo prioritario: Borja Iglesias. El ex técnico perico fue clave para que el gallego acabará en el Espanyol el curso pasado y ahora mismo lo es también para que el Betis puje fuerte por hacerse con sus servicios.

Como siempre los clubes tienen varias alternativas y en Sevilla también ha sonado el nombre de otro ex perico, Stuani, que sería mucho más económico que Borja Iglesias, pero que también gusta mucho en el conjunto verdiblanco. En el Betis tienen muy claro que el Espanyol remitirá cualquier oferta a la cláusula de rescisión del delantero gallego, que asciende a 28 millones de euros.

En las últimas horas el director general deportivo del Espanyol, Óscar Perarnau, ha dejado claro que no se plantean una oferta de mejora para Borja Iglesias, según el club ya estaría entre los mejor pagados de la plantilla después de los incentivos alcanzados por el “panda”.