El director de fútbol profesional del Espanyol, Rufete, ha repasado el mercado espanyolista, con tres nombres propios encima de la mesa: Borja Iglesias, Mario Hermoso y Marc Roca. No ha escabullido ninguna pregunta y ha lanzado un dardo a Rubi, lo que viene a ser un “zasca” considerable.

¿Las palabras de Rubi? Yo no hablo de jugadores que no están. Ya es complicado no equivocarte para estar pendiente de los demás. Está muy clara su situación. Seguimos en el mismo lugar que al inicio. Aquí se habla mucho, pero acabar las cosas como uno quiere o desea no es fácil. Borja es consciente, al igual que Mario, de que el club se juega mucho, empezamos la historia el 25. No se sabe cuál va a ser el final del trayecto, vamos a intentar que ganen las tres partes“, ha sentenciado Rufete.

Sobre Mario Hermoso ha reconocido que hace un mes que están negociando con el Atlético de Madrid su salida, “nuestra postura ya la sabéis. La realidad es que estamos avanzado en las negociaciones y, de momento, no hay nada cerrado. En las operaciones hay muchos pequeños, grandes problemas. Son operaciones grandes. Hay contactos desde hace tres semanas o un mes. Si van avanzando quiere decir que las posturas se están acercando. Nosotros no queremos vender. Las conversaciones están abiertas, estamos pactando cantidades y llegando a un acuerdo”, ha señalado Rufete. Sobre Marc Roca ha afirmado con rotundidad que el club “a estas horas no tenemos constancia de nada“.

Sobre la portería ha afirmado que, “buscamos un portero joven que pueda crecer junto a nuestra gente que trabaja muy bien“, y también sobre Hernán Pérez ha señalado que, “ha pasado las pruebas y el viernes se incorporara a la dinámica de grupo”.