El Espanyol ha anunciado el cese de Abelardo y automáticamente ha nombrado a Rufete como nuevo entrenador del primer equipo hasta el final de temporada.

Una decisión sorprendente, ya que el alicantino fue nombrado director deportivo del club hace unos días, ahora pasa a dirigir al equipo en una situación dramática con el equipo camino de la Segunda División.

El club afirma en un comunicado que siguen creyendo que el objetivo de la salvación es posible y es por ello que toman estas decisiones que cuando menos están generando incredulidad en una afición cansada de los vaivenes deportivos.