Una vez finalizada la presentación de Oier Olazábal como nuevo portero del Espanyol, el director deportivo ha valorado el mercado de invierno en clave blanquiazul y ha puesto de relieve el compromiso de los fichajes para querer llegar al club perico en las actuales condiciones.

“Hemos trabajado siempre en primeras opciones. Sin el compromiso de los jugadores no hubiese existido ninguna de las compras. Hemos intentado que fuese rendimiento inmediato, que conociese LaLiga. Además, eso te da valor patrimonial, jugadores con valor en el mercado. Hemos sido ágiles y veloces, pero lo importante es el objetivo”,  ha señalado Rufete.

Sobre la situación del equipo el director deportivo ha señalado que pese a la derrota en Granada, no se van a rendir y ha dejado claro que será una carrera de fondo, “es importante no rendirse y ser estables a nivel de victoria y derrota. Es una carrera de larga distancia. A mi como jugador este club me enseñó a ni rendirme y lo único que le dicho a la grada es que vamos a luchar hasta el final. Me llevé del Espanyol la unión. Este club tiene algo especial y lo vamos a lograr”, ha afirmado Rufete.