Muchos futboleros quizás no lo sepan pero lo que sí es seguro es que todos los pericos conocen que Alfredo Di Stéfano, la Saeta Rubia, jugó sus dos últimas temporadas como profesional en el Espanyol. Uno de los mejores jugadores de la historia del balompié sino el mejor, el más completo de todos los tiempos vistió la blanquiazul de 1964 a 1966. Ese es el año en el que se retiró del deporte a la edad de 40.

Uno de los mejores de la historia

Di Stéfano que venía de destacar en River Plate en su país natal, Argentina, y en el Millonarios de Bogotá de Colombia fichó en 1953 por el Real Madrid. Lo convirtió en el club más grande del mundo, llevándole a conquistar cinco Copas de Europa consecutivas, además de una Intercontinental y 8 Ligas entre otros trofeos. Defendió Don Alfredo las camisetas nacionales de Argentina y España y obtuvo el Balón de Oro en 1957 y 1959.

Di Stéfano firma su contrato con el RCD Espanyol
Di Stéfano firma su contrato con el RCD Espanyol

DI STÉFANO DEJÓ UNA EXHIBICIÓN PARA EL RECUERDO EN SARRIÀ ANTE EL SPORTING DE LISBOA EN LA COPA DE FERIAS. VILA REYES Y KUBALA CONSIGUIERON CONVENCER A LA SAETA RUBIA. DEBUTÑO ANTE SU AMADO REAL MADRID

Kubala es clave

Di Stéfano llegó al Espanyol del presidente Vila Reyes convencido por su buen amigo y a la vez gran rival con el Barça, Ladislao Kubala. El húngaro, ídolo culé fue maltratado por la que creía su casa. Encontró acomodo en el RCDE donde descolgó las botas y también ejerció de entrenador. Él fue el motivo de que la Saeta llegará a jugar con los pericos.

Buen rendimiento pese a la edad

Debutó con su equipo en Liga, en Sarrià ante su Real Madrid del alma. Sus estadísticas 11 goles en 47 partidos de Liga, 3 en 7 duelos de Copa del Generalísimo y seis encuentros sin marcar en la Copa de Ferias, donde eso sí dejó una exhibición en Barcelona ante el Sporting de Lisboa.