Es el ministro más conocido, a buen seguro a su pesar, porque es una persona de un talante que no casa excesivamente con el protagonismo pero que la pandemia lo ha convertido en uno de los miembros del Ejecutivo más reconocido y mejor valorado, se trata de Salvador Illa, cuyo sentimiento perico no ha escondido jamás.

Este lunes ha pasado por los micrófonos de RAC1 donde ha sido preguntado por la horrible temporada de su Espanyol e Illa no ha escurrido el bulto “aunque no he podido seguirlo mucho en los últimos meses ¿Qué se ha hecho mal? Muchas cosas“, ha señalado el ministro de Sanidad.

Aún así Illa ha querido mantener vivo un hilo de esperanza ante el final de temporada “es muy difícil pero no perdamos la esperanza hasta el último minuto, a eso los pericos estamos muy acostumbrados. Intentemos al menos no tirar la toalla“, ha señalado el ministro que ve en los cambios de entrenador una de las señales de que algo no funciona “es un síntoma y una explicación de que las cosas no van bien”.

Foto: RAC1