Naldo podría estar entre cuatro y seis semanas de baja, en función de su evolución, por la lesión muscular que sufrió durante el partido del pasado domingo en el Wanda Metropolitano. El jugador, que ha sido sometido a pruebas complementarias en las últimas horas, sufre una lesión en la musculatura isquiotibial de la pierna izquierda, tal y como se presumía desde un principio.

El futbolista blanquiazul ya ha comenzado un trabajo de recuperación individualizado que se prolongará durante las primeras semanas y, tal y como está previsto, se irá reintegrando de forma parcial y gradual a los entrenamientos con el resto de sus compañeros.