Andrés Prieto se ha convertido en el cuarto fichaje blanquiazul de de la temporada. El portero alicantino, que llegó al filial del Espanyol en la temporada 14-15, fue alternando su presencia entre el B y el primer equipo durante tres temporadas. En la campaña 17-18 fichó por el Málaga. En la última ventana de fichajes de este invierno recaló en el Leganés, de donde ha llegado libre. Para Andrés Prieto es una vuelta a casa, a sus orígenes, al club que le ha formado antes de competir en otros equipos profesionales.

El meta, que esta mañana ha pasado la correspondiente revisión médica, ha firmado por dos temporadas con opción a una tercera y su incorporación será inmediata.

Por problemas de agenda y logísticos (el RCDE Stadium acoge estos días una asamblea internacional de una congregación religiosa) el jugador será presentado este mediodía, a las 13.30 horas, en la sala de prensa de la Ciutat Esportiva Dani Jarque y esta tarde está previsto que participe en los entrenamientos del primer equipo.