Borja Iglesias ha dejado de ser jugador del RCD Espanyol de Barcelona después del acuerdo alcanzado con el Real Betis Balompié para que el conjunto andaluz abone la totalidad de la cláusula de rescisión de 28.140.000€ del jugador gallego, en tres pagos 18 millones de euros este verano, 5 millones de euros en diciembre y otros 5 millones de euros el próximo junio.

El club blanquiazul ha dado permiso al futbolista para que se desplace este miércoles por la mañana a Sevilla y pueda pasar reconocimiento médico y ser presentado con su nuevo equipo.

El delantero llegó el verano pasado a la entidad catalana, en el que sería su primer curso en Primera División, convirtiéndose en ese momento en el traspaso más caro de la historia del club perico. ‘El Panda’ marcó 20 goles, 17 en Liga y tres en Copa, y su rendimiento ayudó a lograr la séptima plaza que dio acceso a la previa de la Europa League, en la que ha anotado tres goles más en los partidos oficiales que ha disputado en esta fase inicial de la competición.