El RCD Espanyol de Barcelona y el Club Gimnàstic de Tarragona han llegado a un acuerdo de cesión para que Gonzalo Ávila, conocido futbolísticamente como Pipa, juegue en el conjunto grana de Segunda División hasta el próximo 30 de junio.

Pipa, que la pasada temporada fue uno de los jugadores más importantes del filial blanquiazul, no ha tenido la oportunidad de jugar esta campaña. El jugador tiene previsto entrenar esta tarde con sus nuevos compañeros.

Se ha oficializado la marcha de Pipa, cedido al Nástic de Tarragona