Este lunes podemos leer una interesante entrevista a Sebastien Corchia en L’Esportiu donde el jugador francés desgrana sus primeros días como jugador perico. Tiene muy claro que no existen excusas para no hacer una buena temporada.

“Me estoy adaptando muy bien y está siendo una aterrizaje fácil. Hay una gran cohesión en el grupo y eso me ha sorprendido positivamente. No hay ninguna excusa para no hacer una gran temporada. El equipo tiene buena pinta y intuyo cosas buenas“, señala el lateral derecho francés.

El jugador llegó este verano cedido por el Sevilla, con una opción de compra de 3 millones de euros para el Espanyol, el lateral no tuvo dudas a la hora de escoger al club blanquiazul, “es un club donde quería venir. No lo dudé. Mi agente me dijo que el Espanyol estaba interesado en mí y le dije que no buscara nada más. Este es un club competitivo, pero, a la vez, tiene un espíritu familiar. Esta dualidad es difícil de encontrar”, señala Corchia.

El equipo atraviesa un momento complicado en Laliga donde no logra arrancar, pero el francés afirma que ve cosas positivas en el equipo, “tenemos cosas buenas que no se dejan ver con la intensidad que quisiéramos por los malos resultados en liga. Estamos en el buen camino y, si seguimos trabajando como lo estamos haciendo, le daremos la vuelta la situación. En Eibar, buscamos un buen resultado para consolidarnos y estoy convencido de que haremos una gran temporada”, señala Sebastien Corchia.

Al lateral francés le gusta involucrarse con la afición de los equipos en los que está y también con los chicos de la cantera, asegura que es un asunto importante para el, “es una costumbre que tengo y que hago encantado. No sólo por los más jóvenes, sino también participar en actos con los aficionados. Es importante tener contacto con los seguidores porque son los que hacen grande al club”, afirma el 18 perico.