El Espanyol, visita el Ramón Sánchez Pizjuán con la necesidad de puntuar después de los resultados obtenidos en esta jornada por sus rivales. Además, lo deberá hacer con la mirada puesta en la ida de los dieciseisavos de final de la Europa League del próximo jueves.

Visitar Sevilla para enfrentarse al conjunto hispalense no es sinónimo de buen resultado, el Espanyol se ha enfrentado al Sevilla en setenta y una ocasiones en partido de liga, habiendo ganado ocho, empatado trece y perdido cincuenta.

La primera victoria del Espanyol como visitante ante el Sevilla fue en Nervión el año 1944. En aquella ocasión, los hombres de Crisanto Bosch ganaron a los de Patrick O’Connell por 1-2 con goles de Gabriel Jorge y de Juan Vidal. Sesenta y sete años después, en 2011, el Espanyol consiguió la ultima victoria hasta la fecha a domicilio ante el Sevilla.

En aquella ocasión, un doblete de José Callejón valió para sumar los tres puntos contra el Sevilla de Gregorio Manzano.

Ganar al Sevilla no es fácil, como tampoco lo es hacerlo en la comunidad de Andalucía. En las últimas cuatro visitas a tierras andaluzas el Espanyol no ha ganado ni un partido: un empate y tres derrotas. No obstante, aprovechando este dato, el Espanyol ha jugado dos partidos de liga en Andalucía en domingo a las 12h y no perdió ninguno de los dos, una victoria y un empate.

El árbitro del partido será el Sr. Cordero Vega del colegio cántabro, asistido en el VAR por el Sr. González González. El Espanyol ha disputado tres partidos con este colegiado con un balance muy repartido: una victoria (vs Real Valladolid), un empate (vs Real Valladolid) y una derrota (vs Real Sociedad), una derrota esta temporada.

Perder no sería un fracaso, ni un desastre. La baja de RDT es importantísima para el Espanyol, pero, el equipo está en la pomada y como mínimo debería, puntuar.