El Espanyol está viviendo uno de sus mejores momentos de los últimos años. Se respira un ambiente de felicidad. Sin jugar bien, se gana, se marcan golazos que la parroquia perica no estaba acostumbrada a ver en el RCDE Stadium. Europa está ya a pocos puntos…

Más de tres puntos en juego

Y el del martes que viene puede ser un partido definitivo para consolidar esas aspiraciones europeas. La séptima plaza sigue a la misma distancia, cuatro puntos, por la victoria del Athletic ante Osasuna. Pero en el partido del próximo martes se juegan más de tres puntos. Quién gane habrá recorrido un gran trecho ante un rival directo a la hora de conseguir jugar en Europa la temporada que viene.

Gerard Moreno se perderá el partido

El canterano no sólo es el goleador del equipo sino destaca también por su profesionalidad. El cuerpo técnico destaca de él su disciplina y su fuerza física. Gerard ha participando en las últimas 44 jornadas sin lesionarse ni ser sancionado.

El próximo martes, ante el Athletic, no podrá estar. “Sabe mal no jugar. Cuando vi la tarjeta estaba fastidiado porque tal y como está la clasificación me gustaría jugar. Intentaría volver atrás y no hacer la falta, pero quien sabe si vería la tarjeta en otro encuentro y me perdería un partido más importante. Sea como sea, animaré a mis compañeros como uno más”, señaló ayer en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva.

El nuevo San Mamés no se le da mal al Espanyol

Hasta la fecha, el Espanyol ha jugado cuatro veces en el nuevo San Mamés, y ha logrado puntuar en dos de ellos: ganó por 1-2 en la campaña 2013-14, empató en la eliminatoria de Copa del Rey (1-1) del curso siguiente aunque cayó en las dos últimas visitas (2-1 y 3-1).

Ya solo quedan nueve encuentros de esta Liga

Quedan ya 17 puntos para terminar esta temporada mágica. El nuevo proyecto impulsado por Míster Chen ya comienza a dar sus frutos. El equipo está lanzado para meterse de lleno en Europa. Los de Quique están viviendo en un clima de felicidad, de ambición sin límites. Europa está a tiro de piedra… y San Mamés es una parada principal para llegar al final del viaje.