El central mexicano Diego Reyes sigue estando en el punto de mira del Espanyol, el mexicano finaliza contrato el próximo domingo con el Oporto, club donde volvió el verano pasado, después de que el Espanyol no llegará a un acuerdo con los portugueses para su fichaje, pese a que el jugador tenía un preacuerdo con el club blanquiazul.

Esta pasada temporada en Portugal no ha tenido excesivo protagonista con el Oporto, ha disputado un total de 24 partidos oficiales, logrando 3 goles y acumulando 1.488 minutos de juego, un pobre bagaje para un central de su calidad.

El Espanyol sigue atento a su futuro, es un central que dejó una gran huella tanto sobre el césped como fuera, en el vestuario es una persona muy apreciada por toda la plantilla y su vuelta al club sería muy celebrada por el vestuario espanyolista.

El jugador termina contrato con el Oporto el próximo domingo, por el momento nada se sabe del destino del central mexicano, pero como decíamos el Espanyol está muy atento a los movimientos que se pudieran producir. El jugador mexicano sigue el Mundial por televisión, ya que una lesión le impide estar en Rusia.