El Espanyol mejoró y mucho su imagen del los últimos partidos en el Wanda Metropolitano, el equipo cayó por un penalti innecesario de Esteban Granero sobre Koke, pero no fue peor que el Atlético de Madrid de Simeone. Lo justo hubiera sido acabar el año con un punto y por lo tanto rompiendo la mala racha de derrotas, que igualamos ayer, con el Espanyol de Javier Clemente, en la temporada 2003/04.

El Espanyol ha perdido seis partidos consecutivos en Liga en cuatro ocasiones en toda su historia y siempre el entrenador ha sido cesado, exceptuando Luis Aragonés en la temporada 1990/91, el sabio de Hortaleza aguantó su puesto. La primera vez que el Espanyol encajó seis derrotas seguidas fue en la temporada 1945/46, el equipo en aquella temporada tuvo dos entrenadores Baltazar Albéniz y Crisento Bosch. La segunda ocasión fue la que comentábamos antes, con Luis Aragonés en el banquillo, temporada 1990/91, el míster aguantó toda la temporada, con Julio Pardo en la presidencia del club.

Luis Aragonés junto a Julio Pardo en su presentación como entrenador perico

La tercera ocasión la encontramos en la temporada 2003/04, con Javier Clemente en el banquillo, ahí perdimos también seis partidos consecutivos y tras caer 0-4 con el Celta de Vigo, el técnico de Barakaldo fue cesado y lo sustituyó Luis Fernández.

El puesto de Rubi no está en riesgo, al menos por el momento, pero hay una fecha marcada en rojo en el calendario, el 4 de enero, el equipo jugará ante el Leganés en el RCDE Stadium y no puede permitirse una nueva derrota, de producirse es obvio que se dispararían todas las alarmas. Si el equipo sigue el camino de mejora emprendido este sábado en el Wanda Metropolitano, las victorias llegarán, sin duda.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol