A escasos 180 minutos para acabar esta liga, el Espanyol está buscando el último tren con destino a competiciones europeas. Lo cierto es que, si hace unas semanas nos dicen que estaríamos en esta situación, pocos hubiéramos puesto la mano en el fuego, pero, es un lujo y un placer afrontar el partido ante el Leganés con este nerviosísimo e incertidumbre por lo que pueda pasar en Butarque… y en el Nuevo San Mamés.

Los hombres de Rubi visitan la Comunidad de Madrid por quinta vez esta temporada, en ninguna de ellas consiguió llevarse los tres puntos de la capital. Lo más cerca que tuvo los tres puntos fue en su visita a Vallecas, aunque al final fue un empate. La visita a Butarque será la tercera de la historia en primera división; curiosamente todas ellas en la segunda vuelta de la liga, en las dos anteriores se calcó exactamente el resultado obtenido en la primera vuelta en el RCDE Stadium. Hay que recordar que en la primera vuelta el Espanyol ganó.

La historia de enfrentamientos entre Espanyol y Leganés es muy corta, tanto como la de su entrenador recién renovado en primera, Mauricio Pellegrino. Con Pellegrino de entrenador rival el Espanyol ha conseguido muy buenso resultados; tal es así, que en los últimos tres de los cuatro enfrentamientos el Espanyol ganó su partido por uno a cero. En el cuarto enfrentamiento en discordia, el Espanyol perdió.

El árbitro del partido será el colegiado Melero López, del colegio andaluz. Con el árbitro andaluz el Espanyol ha disputado diez partidos lejos de Cornellà y solo ha ganado uno, ha empatado tres y perdido cinco. La única victoria perica con Melero López de colegiado fue hace dos temporadas en Mendizorroza, ante el Alavés de Mauricio Pellegrino.

Que bonito es estar en una situación tan dulce para el espanyolismo, aunque, esperamos no despertarnos de un susto.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol