El Borussia Dortmund es un histórico club alemán de la región de Renania del Norte-Westfalia. Se fundó en 1909, es uno de los más laureados de su país y su camiseta negra y amarilla es conocida en todo el mundo y respetada por todos sus rivales, que sabe que son un contrincante muy difícil de batir y está entre los equipos punteros de Europa. Además deslumbra por su apuesta por la cantera y la gente joven.

Inicios poco prometedores

Hasta finales de los 80 el palmarés de los germanos solo incluía 3 Ligas (antes de la creación de la Bundesliga) y una Copa alemana. Su éxito más conocido era haber ganado en la prórroga la Recopa de Europa de 1966 en Glasgow al Liverpool en el que jugaba Bill Shankly. Fueron el primer club alemán en ganar un título europeo y dejaron en el camino al Atlético de Madrid entre otros.

Los renanos entran entonces en una profunda crisis económica y de resultados. La única buena noticia es la inauguración del Westfalenstadion (hoy Signal Iduna Park por marketing), un gran estadio que siempre ha tenido una alta afluencia de público. En 1989 todo empieza a cambiar. El equipo gana la Copa alemana goleando 4 a 1 en la final al Werder Bremen de Otto Rehhagel y la Supercopa del país al Bayern de Munich.

Los 90. Primera época dorada

En 1991 llega al banquillo borusser Ottmar Hitzfeld, un técnico alemán que hacía carrera en Suiza. Consigue llevar al equipo a los puestos altos de la Bundesliga. En el 93 llega a la final de la UEFA ante la Juventus de los Baggio, Peruzzi o Conte y pierde 6 a 1 en el global. Destacan en el Borussia nombres como el de su portero Klos y también Zorc, Reuter o su delantero, el suizo Chapuisat.

Por fin, en 1995 el club gana Bundesliga y Supercopa y llega a las semis de la Copa de la UEFA cayendo ante la Juventus. Otra vez la Juventus. Un club que ha marcado la historia de otro. Al año siguiente repite doblete en Alemania y debuta en la Champions League llegando a cuartos de final.

Final de la Champions League 1997

1997. Año marcado con letras de oro en la historia del Borussia Dortmund. Es segundo de su grupo en la Champions League, detrás del Atlético de Madrid. Elimina al Auxerre en cuartos y en semis gana por un gol a cero los dos partidos al Manchester United. El Borussia estará por primera vez en el partido más importante a nivel de clubs. La final de la Copa de Europa.

Será en Munich, casa del eterno rival, el Bayern. Ante la Juventus, la peor pesadilla de los de Dortmund. Los bianconeri, dirigidos por Lippi, asustan. Peruzzi, Montero, Deschamps, Vieri o Del Piero destacan y sobresale un nombre que solo un año después ganará un Mundial cuando y como quiere: Zinedine Zidane. Los de Hitzfeld les plantarán cara con este once: Klos; Kohler, Sammer, Kree, Reuter; Lambert, Sousa, Heinrich, Möller; Riedle y Chapuisat. También jugaron Herrlich, Ricken y Zorc.

En 5 minutos Riedle hace un doblete en la primera parte y acerca al BVB a hacer historia. Cuando Del Piero recorta distancias todos los fantasmas de la Juve agobian a los alemanes pero Ricken que llevaba menos de un minuto en el campo desata la fiesta, con un golazo, una vaselina muy lejana sobre Peruzzi. Y sí, por fin, el Borussia Dortmund puede con la Juventus y es Campeón de Europa.

Llega la crisis

Los amarillos y negros ganan la Intercontinental al Cruzeiro (con Scala en el banco tras la marcha del ídolo Hitzfeld al gran rival, el Bayern) aunque pierden la Supercopa contra el Barça. En el 98 llegan a semifinales de Champions donde el Real Madrid, a la postre campeón, los elimina tras el episodio de la “portería del Bernabéu”.

En 2002 ganan la Bundesliga dirigidos por Sammer y pierden la final de la UEFA 3 a 2 con el Feyenoord con gente como Rosicky, Lehmann, Koller o Amoroso en el once.

El club entra en una grave crisis, sobre todo económica, pese a que la afición responde. Ante la falta de dinero, el Borussia recurre a algo que puede salvarlo si se usa bien: la cantera. Y es en esa decisión donde nace un club que es la envidia de muchos hoy día en Europa. Las alegrías que les dará a los borussers no se las imaginaba nadie, aunque llegaron a una final de Copa ante el Bayern de Hitzfeld.

La era Klopp

2008 es otro año clave en el devenir del Borussia. El club contrata a un entrenador joven, de solo 41 años. Ex futbolista, desarrrolló toda su carrera en el Mainz, pasando a ser entrenador del equipo tras retirarse. Asciende desde el banquillo a la Bundesliga y lleva a los de Maguncia a competiciones europeas. Ese es su bagaje. Su nombre: Jurgen Klopp.

El nuevo míster proponía un fútbol muy alegre y veloz, centrado en el ataque y la presión alta. Tenía una plantilla muy joven con nombres que empezaban a despuntar como Sahin, Götze, Hummels, Lewandowski o Kagawa. Los dos primeros canteranos, el resto fichados muy jóvenes sin haber despuntado. El equipo fue sexto el primer año y se metió en Europa League el segundo.

En 2011 la fórmula Klopp lleva al equipo a ser campeón de la Bundesliga. El proyecto en tiempos de crisis se transforma en realidad. Y por si fuera poco en 2012 repiten título, batiendo el récord de puntos de la Liga alemana. Son los dominadores de Alemania. Hacen doblete en 2012 ganando la Copa.

Final de la Champions League 2013

2013 es el último año histórico de los de Dortmund. En Champions League, los del Signal Iduna Park, ganan su grupo por delante del Real Madrid, venciéndole en Alemania y empatando en España. Eliminan al Shakhtar  y al Málaga en cuartos con polémica y dos goles en el descuento. En semis otra vez los merengues. La ida  acaba 4 a 1 para los renanos con un juego que maravilló a Europa y con póker de goles de Lewandowski, el delantero polaco. En la vuelta sufren y pierden 2 a 0 pero son finalistas.

Esta vez no ante la Juve, sino ante su rival por los títulos en Alemania, el Bayern de Munich. Los bávaros, todopoderosos en su país, por presupuesto, plantilla y fama son los favoritos.

El once que puso en liza Klopp en Wembley solo tenía a un jugador mayor de 30 años, el meta Weidenfeller, que eso sí llegó al club con 20 años, muy joven; como también Hummels, Subotic, Bender, Gundogan, Schieber, Reus, Lewandowski, Grosskreutz y Blaszczykowski. Sahin y Schmelzer son canteranos.

El Borussia que viene

Tras el mágico 2013 el Bayern ha vuelto a dominar Alemania y unos cuartos de final de Champions contra el Real Madrid (derrota 3 a 0 en Madrid y casi remontada en Dortmund, 2 a 0) ha sido el mayor logro de los de Thomas Tuchel, sustituto de Klopp en el banquillo.

En la plantilla actual destaca sobremanera Aubameyang, un gabonés que llegó joven como no, de la Liga francesa. Se le caen los goles y oye los cantos de sirena de Florentino. La mezcla de canteranos y jugadores fichados con menos de 25 años para que maduren en el club sigue funcionando. Weidenfeller se disputa la portería con el recién llegado Burki. Los canteranos Durm y Schmelzer y el veterano Piszczek forman la defensa junto a promesas como Ginter o Raphael Guerreiro. También en la zaga, un producto de La Masía como Marc Bartra y el griego Sokratis.

En la medular son viejos conocidos Bender y los retornados Kagawa (Man. Utd), Sahin (R.Madrid) y Gotze (Bayern). Pulisic es otro miembro de la factoría BVB y Weigl y Mikel Merino (de la cantera de Tajonar) suenan a futuras estrellas. Gonzalo Castro y Rode destacaron en la Bundesliga antes de llegar al Signal Iduna Park.

En la delantera, aparte de Aubameyang, el crack maltratado por las lesiones es Reus. Schurrle es un seguro y tres descarados jóvenes señalan el futuro del club: Emre Mor, Dembelé e Isak. 

La fórmula mágica

Esta temporada el club pagó 126 millones en fichajes cuando hace 10 años tenía una profunda crisis económica. Lo palia con la cantera y con lo que saca por vender jugadores formados. 7 traspasos en el mercado en los que destacan Hummels, Gundogan o Mkhitaryan. 127 millones ingresados.

EL BORUSSIA DORTMUND RESURGIÓ A PARTIR DE 2008 CONFIANDO EN LOS JÓVENES Y FICHANDO CON CABEZA. EL ESPANYOL QUIERE HACER LO MISMO

El futuro del Espanyol. El nuevo Dortmund. La solución de Chen y Quique

Sirva toda esta elegía al Borussia Dortmund y su política de cantera y de descubrir jóvenes promesas antes de que despunten para explicar lo que pretende hacer el nuevo Espanyol de Mr. Chen.

La crisis económica del club tras la construcción del RCDE Stadium se vio frenada con la llegada en 2016 del empresario chino Chen Yansheng como propietario de la entidad perica. El presidente saldó las deudas, trajo a QSF para reemplazar a Galca y se centró en la inversión deportiva. Con menos recursos que el Borussia Dortmund, los blanquiazules apostaron por combinar a veteranos contrastados con gente muy joven, de la cantera del club. Podía acudir al mercado el técnico más que otros años pero debía acertar con la composición de la plantilla.

La veteranía es un grado

De los que estaban en la plantilla cuando llegó, el míster madrileño pretende recuperar a Caicedo tras sus rumores de marcha, tiene a Víctor Sánchez como comodín y ha devuelto el gol perdido a Gerard Moreno.

Llegaron de la mano de Quique jugadores como Diego López, cedido por el Milan cuando nadie apostaba por él a los 34 años. Reyes tras dar tumbos por muchos equipos y no ser clave ya en el Sevilla. Javi Fuego y Piatti escapando del polvorín que es el Valencia. Jurado al que conocía bien del Watford. Diego Reyes cedido por el Porto y gran proyecto de central con 23 años. Álvaro Vázquez que nunca ha tenido grandes números de cara al gol y venía de descender con el Getafe. El portero Roberto de una Liga menor como la griega. Baptistao tras no llegar a despuntar como se esperaba. O David López de ser suplente en el Nápoles.

A priori no parecían grandes nombres. Fichajes de los que mueven masas. Pero estaban muy bien pensados. Diego López, Reyes, Fuego, Piatti, Diego Reyes, Jurado y David López son titulares. Alguno como el último rindiendo de maravilla en otro puesto que no es el suyo. De central. Todos cubriendo de sobra las expectativas puestas en ellos. Sorprendiendo a propios y extraños, a periodistas y socios. En una segunda juventud. En su mejor momento. Enchufados al proyecto.

El boom de la cantera

Pero el riesgo a que este tipo de incorporaciones no funcionen como lo hacen con QSF también es alto y además son jugadores que pueden rendir pocas temporadas por edad y años de fútbol. Otra vía debía de abrirse para asegurar el futuro en Cornellá. La cantera.

Mérito de Quique por ponerlos, del club por formarlos o de ellos por ganárselo. El caso es que ha nacido la Generación Chen (como la bautizó  el director deportivo Jordi Lardín, otro nombre clave en el proyecto) en el seno del Espanyol. Cuatro canteranos han llegado al primer equipo y se han asentado prácticamente a la vez. El club les ha hecho contrato para blindarlos ante posibles compradores, que de seguir así los chavales, los habrá a decenas. Acuerdos hasta 2021 y 22 y claúsulas de 25 a 40 millones.

Hablamos de un lateral izquierdo de 19 años, Aarón Martín. De uno diestro de 21, Marc Navarro. Y de dos centrocampistas de 19 y 20 primaveras, Óscar Melendo y Marc Roca. Melendo y Aarón han cumplido el sueño de cualquier muchacho, jugar en todas las categorías de su club hasta romper la puerta del primer equipo.

Y el dato que llena de orgullo a Chen, a Quique y al espanyolismo. Segundo equipo de las grandes Ligas europeas que más utiliza a jugadores canteranos debutantes en la 16/17. Aarón Martín es el tercer joven que más juega.

Los resultados marcarán el futuro pero el Espanyol sabe lo que quiere hacer.