El partido del Espanyol ante el Sevilla no pasará a la historia por el resultado, ni por el juego, lo hará por ser el día en el que Didac Vilà jugó su partido número cien en liga con la blanquiazul. Lejos queda aquel frío treinta de enero del 2010 en el que el lateral de Mataró debutó en liga en el RCDE Stadium, ante el Athletic Club y con apenas diecinueve años. Ahora, nueve años después cumple con esta cifra mágica que solo han conseguido hacerlo 111 jugadores en la historia del Espanyol en Liga.

Didac Vilà llegó al primer equipo muy joven, con apenas diecinueve años, y debutó en Liga en casa, ante su gente, en una victoria por uno a cero ante el Athletic Club. El de Mataró se hizo amo y señor de la banda izquierda del Espanyol y nadie era capaz de toserle. Tanto es así que el canterano se marchó al Milan de Adriano Galliani después de haber jugador veinticuatro partidos en Primera División.

No obstante, en el conjunto rossonero poco jugó y salió cedido en varias ocasiones; primero al Espanyol, después al Real Betis, y finalmente al Eibar. Cuando regresó a la capital italiana, se marchó a Grecia para recalar en el Espanyol la temporada pasada, otra vez.

Lo cierto, es que Dídac Vilà no es un “one club man”, pero eso no impide ahora mismo que pueda cumplir cien partidos con el club que debutó en primera, con el club con el que marcó su primer gol en la Liga, y sobre todo, con el club de su corazón.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol