El ex gerente de Osasuna, Ángel Vizcay, ha tratado de manchar el nombre del Espanyol durante el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Navarra sobre partidos amañados entre el 2012 y el 2014.

Vizcay ha puesto el foco sobre un un Espanyol-Osasuna, disputado el 11 de mayo del 2014, que acabó con empate a un gol, previamente pactado por 250.000 euros y que confirmaba la salvación matemática del conjunto perico.

Fuentes oficiales del Espanyol consultadas por Voz Perica han asegurado que el club no esta imputado en nada y que no valoran las declaraciones de personas que están imputadas.