La selección española de baloncesto se ha proclamado este domingo campeona del mundo en el Mundial de China, donde los de Scariolo han realizado un excelente campeonato y hoy se han coronado como los reyes del baloncesto mundial.

Entre los campeones esta Ricky Rubio, reconocido aficionado del Espanyol, y que nunca lo ha escondido, aunque jugará en el FC Barcelona algunos años. Además el jugador criado en la Penya ha sido nombrado MVP del Mundial, con lo que la alegría del jugador ha sido por partida doble.