El delegado del digital El Nacional se mofa continuamente del Espanyol en sus redes sociales, lo que demuestra su nulo respeto por un club catalán con más de 119 años de historia.

Siendo benévolos podemos entender una broma determinada, todos en alguna ocasión la hemos podido hacer sobre otros equipos, pero Nicolas Tomás demuestra una fijación enfermiza con nuestro club.

Este tipo de ataques y obsesiones nos llenan el tanque de gasolina para lograr el objetivo de esta temporada y alcanzar la salvación, y tenga claro que se la dedicaremos en una parte, muy pequeñita eso sí, a personajes como Tomás.