Once inicial

Diego López: Nada pudo hacer en los dos tantos del Athletic, aún así y pese a no tener muchas más intervenciones, consiguió  evitar el tercer tanto de Aduriz en la segunda mitad tocando lo justo para que el esférico se fuera desviado al larguero.

Víctor Sánchez: No ha vuelto de la mejor forma posible desde su lesión. Hoy ha sufrido en exceso con Muniain, ha realizado un penalti clarísimo que ha facilitado que el Athletic abriera la lata del partido, y estuvo a punto de costarle también el tercer tanto a su equipo tras un mal despeje.

Diego Reyes: El mexicano no tuvo su mejor partido, los leones en ataque se multiplicaban y pusieron en demasiados apuros a una defensa blanquiazul que no estuvo fina en ningún momento del encuentro.

David López: Le tocó bailar con la más fea y Aduriz le ganó la partida. En defensa sufrió, aunque fue el mejor de la zaga. En salida de balón abusó del pase largo debido a las pocas ayudas de sus compañeros. En ataque pudo conseguir el 2-1 para el Espanyol pero el guardameta local lo evito.

Víctor Álvarez: Volvía tras meses de inactividad, con tan solo unos minutos disputados en toda la temporada, y fue una de las sorpresas en el once inicial por decisión técnica. Lo pasó mal, Susaeta en la primera mitad, y Iñaki Williams en la segunda, hicieron mucho daño por la banda izquierda del canterano.

Diop: Bien a la hora de intentar interceptar la línea de pase y los contragolpes del Athletic, aún así, la poca posesión del Espanyol le dificultó en exceso la tarea suponiendo un gran desgaste físico.

Marc Roca: Le faltó físico debido a las ayudas constantes a su compañero Víctor Álvarez. El joven canterano estuvo algo perdido pese que cuando conseguía tener el balón, fue uno de los que mejor desahogó la presión de los leones. Fue con Melendo, el primer cambio de Quique Sánchez Flores.

Javi Fuego: Sobrepasado. Fuego no dio a basto y se las tuvo con Raúl García y Beñat durante todo el encuentro. Al final, vio una amarilla que le supone perderse el próximo encuentro ante el Alavés.

Piatti: Intentó desequilibrar pero la poca posesión, y la poca electricidad en ataque hicieron que el argentino no encontrara prácticamente espacios. Tuvo una buena oportunidad para recortar distancias en la segunda mitad, pero su cabezazo se fue alto.

Melendo: El joven canterano tuvo detalles de crack, pero aún le falta físico y corpulencia para este tipo de encuentros. Cuando Melendo encendía la moto solo había una manera de pararle, a base de faltas,  y el Athletic lo tuvo claro durante toda la primera mitad. Fue cambiado al descanso.

Álvaro Vázquez: Uno de los mejores jugadores del partido de hoy, con lo que eso conlleva. Buenos movimientos, desmarques, y presión. Al de Badalona se le vio con ganas de aprovechar su oportunidad, pero se encontró demasiado solo arriba. Tuvo la oportunidad de marcar tras el lanzamiento de falta que se le iría minimamente desvíado del palo de la portería local.

Suplentes

Jurado: Salió en el descanso sustituyendo a Melendo y recuperó balones. No obstante, no pudo aportar gran cosa en ataque ya que en ningún momento el Espanyol fue capaz de hacerse con el dominio del esférico.

Hernán Pérez: El paraguayo salió con la esperanza de ser el revulsivo necesario. Sin embargo, no tuvo el balón como para desequilibrar por la banda derecha. Lo consiguió unicamente en un par de ocasiones, y una pudo acabar en gol de Piatti, pero remató alto.

Caicedo: Salió los últimos 15 minutos y prácticamente no tocó balón. El Espanyol estaba encerrado atrás más preocupado de no que les hicieran el tercer tanto que de recortar distancias.

Entrenador

Quique Sánchez Flores: Terrible planteamiento del míster blanquiazul que quiso sorprender con la alineación,  y lo consiguió, pero para mal. Una apuesta por jugadores más técnicos y menos físicos en un partido ante el Athletic en San Mamés, donde la garra es un elemento fundamental. El Espanyol contaba con jugadores para mover el balón pero los leones no lo cedieron en ningún momento, fruto de eso, los de Quique sufrieron en demasía atrás.