Andrea Martínez (TW: @andreamm819) 

Once inicial

Diego López: Partido espectacular del guardameta gallego que volvió a dar un recital de paradas que salvaron en más de una ocasión al equipo blanquiazul. Sin embargo, no fue suficiente para que su equipo consiguiera puntuar. El primer tanto viene de una jugada embarullada donde no puede hacer nada y Soriano remata a gol con la rodilla. En la segunda mitad, llegaría el gol de Bakambú que recoje el rechace tras una buena estirada de Diego al gran disparo de Trigueros.

Javi López: Pese a venir de hacer una buena actuación el miércoles pasado ante el Celta, se le ha notado fuera de ritmo. Lo ha notado el Villarreal que ha insistido en atacar por la banda izquierda obligando a los compañeros a saltar. Ademas, no ha estado acertado en el primer tanto del submarino amarillo.

Óscar Duarte: El tico ha tenido varias acciones de mérito evitando los remates de Soldado y Bakambú tras varios centros laterales. Sin embargo, no ha sido el mejor día para la zaga perica, en general, que ha sufrido en exceso.

Diego Reyes: Partido complicado para la defensa e igual que sus compañeros, no ha tenido el mejor día. Aun así, ha conseguido sacar el balón jugado con bastante tranquilidad.

Aarón Martín: El canterano ha sufrido las internadas constantes de Samu Castillejo y por ello, ha tenido que sacrificar su faceta ofensiva durante la primera mitad. En el segundo tiempo, Aarón se ha desquitado y ha tirado del equipo por su banda izquierda llegando al área rival y poniendo buenos centros que Caicedo no logró rematar.

David López: Es su tercer partido como mediocentro, está vez acompañado del joven Marc Roca que se ha dedicado a organizar el  juego. Por ello, la función de David ha sido una vez más la de stopped. Ha intentado parar los arranques de Trigueros y Bruno, se multiplicó, y en muchas ocasiones lo consiguió.

Marc Roca: El canterano volvía a la titularidad que parecía haber perdido desde su lesión a principios de temporada. Roca empezó dubitativo sin balón, saltaba a la presión a destiempo, y Trigueros superaba haciendo que el equipo blanquiazul quedará descolocado. Sin embargo, consiguió tener el balón, y con él creció. Muy buenos desplazamientos en largo, y supo dar salida al equipo con buen tempo. La organización pasó por sus botas.

Pablo Piatti: El desequilibrio que siempre protagoniza el argentino esta vez no se vio. Lo intentó y fue uno de los que más llegó al área rival pero sin la profundidad a la que nos tiene acostumbrados.

Óscar Melendo: Saltaba la sorpresa en el Estadio de la Cerámica cuando en el once titular se leía su nombre. Melendo mostró grandes detalles técnicos y provocó la tarjeta amarilla de Jaume Costa tras una buena arrancada con la que había conseguido iniciar el contraataque blanquiazul. Jugó todo el encuentro y el canterano siempre era una opción de pase nunca se escondió. Le faltó, por eso, mayor conexión con la línea ofensiva.

Jurado: Totalmente desaparecido, ningún compañero le encontró durante la primera mitad. Demasiado lento con balón, y sin balón, la ayuda a cuentagotas. Tuvo la oportunidad de adelantar al Espanyol pero su disparó se lo encontró Andrés Fernández, y en la acción posterior, el Villarreal conseguiría el primer tanto de ventaja. Segunda mitad donde hizo signos de mejora, y estuvo más participativo con algún chute lejano.

Gerard Moreno: Uno de los líderes de este equipo. Mejora con el paso de los partidos, y una vez más se le vio ayudando en tareas defensivas, organizando y aún le quedó tiempo para participar en lo que debería ser su tarea principal, el ataque. No obstante, esta vez no estuvo acertado de cara a portería y sus chutes se fueron desviados.

Suplentes

Felipe Caicedo: Salió en sustitución de Piatti, algo que sorprendió. Estuvo participativo en ataque pero no consiguió rematar bien ninguno de los centros que Aarón puso al área.

Hernán Pérez: Salió por Javi López. No fue el revulsivo de otras veces y no participó prácticamente nada en ataque debido a su posición eventual como lateral.

Pape Diop: Sustituyó al canterano Marc Roca que físicamente acabó cansado.

Entrenador

Quique Sánchez Flores: Se atrevió en el escenario seguramente menos esperado a alinear en el once titular a los canteranos Marc Roca y Óscar Melendo, algo que dio buen resultado. El Espanyol hizo una buena segunda mitad, con más dominio del esférico gracias a ellos. Sin embargo, ya por detrás del marcador, los cambios llegaron tarde y con la única intención de buscar los centros laterales como arma ofensiva.  Por ello, entró al terreno de juego Caicedo, aunque que el sacrificado fuera Piatti no acabó de convencer. La salida de Hernán solo se entiende para seguir buscando la superioridad en bandas con las subidas del paraguayo, y el último con el que entró Diop por Roca, sinó fue debido al cansancio del canterano, no se entendió, ya que no es precisamente un cambio ofensivo si vas por debajo en el marcador.