Once inicial

Diego López: DISCRETO. Pudo hacer algo más en el segundo gol pero en los otros estaba completamente vendido. Tuvo buenas intervenciones ya en el final del partido. Sigue en su línea.

Javi López: TRABAJO. Tenía una papeleta muy complicada cubriendo a Neymar e hizo lo que pudo. Cuando el brasileño se le escapaba siempre tenía ayudas.

David López: UN MURO. Una pesadilla para los delanteros del Barça que en la primera parte ni la olieron. Está a un nivel altísimo y se complementa muy bien con Diego Reyes.

Diego Reyes: CERROJO. Volvió a ser la pareja perfecta en defensa junto a David López. Los centrales del Espanyol son un seguro para su equipo.

Aarón Martín: DEFENSIVO. El lateral se prodigó muy poco en ataque para lo que nos tiene acostumbrados. Bien en defensa salvo en el tercer gol. Fallo garrafal que no se puede repetir.

Victor Sánchez: IMPERIAL. Está en todas y ayuda a quien haga falta. Es dueño y señor del medio campo perico. Cerró muy bien la banda de Javi López.

Javi Fuego: DE MÁS A MENOS. Empezó muy fuerte y muy seguro pero pagó el enorme desgaste físico. Mucho trabajo en defensa.

Piatti: INCISIVO. No tuvo su día en el tiro pero no dejó de intentarlo. Aportó movilidad y desborde. No se esconde.

Jurado: MAL DÍA. Falló una clara ocasión en la primera parte con todo a favor y el primer gol del Barça vino de un fallo suyo. No se escondió, pero sale tocado del partido.

Caicedo: REFERENTE. Se las tuvo tiesas todo el partido con Piqué y el resto de la defensa. Puro músculo y fuerza.

Gerard Moreno: INCANSABLE Es el primero en presionar, siempre. Da igual el minuto. La buscó durante todo el partido pero no tuvo suerte cara al gol. Aportó mucha movilidad.

Suplentes

Leo Baptistao: NO FUE SU DÍA: Salió para intentar ser el revulsivo como suele ser habitual pero esta vez no surtió efecto. Tuvo un par de ocasiones pero estaba bien vigilado.

Hernán Pérez: CASI NO SE LE VIO. Saltó por Piatti al campo para buscar más profundidad pero al poco metió el segundo el Barça. Con el partido roto llegó un par de veces hasta la línea de fondo.

Marc Roca: SIN TIEMPO. Salió cuando el partido estaba completamente roto. No tuvo tiempo para nada.

El entrenador

Quique Sánchez Flores: El entrenador perico recuperó el once que tanto le complicó la vida al Atlético de Madrid y lo mismo hizo con el Barça. El primer gol mato el partido, pero la idea de lo que Quique quiere de este equipo empieza a estar muy clara.