Once inicial

Diego López: MUY SEGURO. Como siempre el gallego no cometió errores y poco pudo hacer para evitar el gol de penalti de Rubén Castro.

Javi López: IMPRECISO. No fue el mejor partido el del capitán tras su renovación. Se prodigó poco en ataque y no estuvo del todo fino en defensa.

David López: SIN APUROS. Volvió al puesto de central el ex del Nápoles con su solvencia habitual. Cerró bien a los atacantes béticos.

Diego Reyes: PELIGRO ATACANTE. Quizás pensando en su gol con México, destacó más como rematador de cabeza. Tuvo la más clara antes de los dos goles.

Aarón Martín: SIN BRILLO. El lateral no pudo subir al ataque como acostumbra y por tanto no destacó tanto su partido. Sin errores en defensa.

Javi Fuego: TUVO FE. El árbitro le señaló un penalti inexistente y aún así el pivote sacó fuerzas de flaqueza para empatar el partido en una volea a la que pegó con el alma.

Víctor Sánchez: RETORNADO. Volvía el capitán a un once tras muchos meses parado por lesiones. Meritazo. Seguro en el corte y con presencia en ataque.

Piatti: PELEÓN. Aunque no le salgan las cosas como quiere no para de pelear, de correr y fajarse. Tiene alma.

Jurado: BIEN CUBIERTO. Le cerraron mucho los béticos los huecos al ex del Watford y no pudo dar los pases mágicos a los que nos acostumbra.

Caicedo: PITADO. Venía de una paliza con la selección y no tuvo su partido. El público le pitó al notar cierta desidia en el ecuatoriano.

Gerard Moreno: SIN OCASIONES. También le paró bien el Betis al pichichi perico. No tuvo ninguna clara pero no dejó de buscarlas.

Suplentes

Reyes: GOLAZO GANADOR. Suplente ante su máximo rival, se inventó un golazo en el último minuto para dar la victoria a los suyos. Vital.

Melendo: APORTÓ LUCHA. Reforzó el mediocampo y le dio nuevos aires al equipo con su salida.

Álvaro Vázquez: SIN TIEMPO. El delantero salió en los últimos minutos y vio la remontada desde el césped aunque poco participó.

 

El entrenador

Quique Sánchez Flores: CAMBIOS ACERTADOS. No fue el mejor partido del Espanyol de Quique. No dominó el encuentro ni tuvo muchas ocasiones. Pero la entrada de Melendo y sobre todo de Reyes le salió bien, viendo el resultado final. Quizás Caicedo no tendría que haber sido titular.