El Espanyol vuelve a competir tres días después del “golpetazo” de Wolverhampton y lo hace con la necesidad de sumar los tres puntos en el Nuevo José Zorrilla, donde no estará finalmente Raúl de Tomás que no se encuentra todavía al 100% de su estado físico. Los pericos se encuentran ahora mismo a cinco puntos de la salvación, tras la victoria del Celta ante el Leganés.

El equipo que saltará al césped vallisoletano no tendrá nada que ver con el que lo hizo en el Molineux Stadium, de hecho será Wu Lei el único que repita en el once titular, salvo sorpresa mayúscula de Abelardo, que no se contempla en estos momentos. Logrando la victoria este domingo los nuestros arrancarían la próxima semana a dos puntos de la salvación y lo más importante, meterían en la pelea del descenso al Valladolid, que quedaría “tan sólo” a cuatro puntos.

El técnico blanquiazul recupera a David López y Dídac Vilà respecto al equipo que pudo alinear en el Ramón Sánchez Pizjuán. En cambio no podrá contar con Víctor Sánchez, sancionado por acumulación de tarjetas. Sorprendió la ausencia del “Monito” Vargas en la convocatoria, el argentino en principio no arrastra ningún tipo de lesión.

Todo lo que no sea sumar tres puntos en Valladolid será un mal resultado que nos dejaría un tanto descolgados en la pelea por la permanencia. Máxima tensión en Pucela, hay mucho en juego.