Ernesto Valverde dejó ayer en evidencia a Gerard Piqué, si bien es cierto es muy sencillo hacerlo, el central azulgrana se mete en todos los charcos, habidos y por haber, y siempre sale mal parado. Ayer el técnico azulgrana demostró señorío y respeto por el Espanyol y englobo todo, en lo que es un derbi y en la gran rivalidad entre Barça y Espanyol.

“Yo lo que veo de esto. De las declaraciones de Piqué, del recurso del Espanyol. Lo enmarco en la rivalidad de lo que es derbi. Han sido dos partidos intensos. Lo enmarco dentro de todo ello. A algunos les parecerá excesivo el recurso, a otros que Piqué no debía haber dicho eso. Lo meto en el saco del derbi. Nosotros reconocemos lo que ha hecho el Espanyol que ha sido un gran rival y que nos ha costado muchísimo. Es un rival nuestro y es el Espanyol de Barcelona. Cada club es libre de mostrar su malestar y no pienso hacer una bola más grande. El partido va a ser una vuelta de los demás”, afirmó Ernesto Valverde, un caballero.