En la previa del choque entre el Athletic Club y el Espanyol se han llevado a cabo unos graves incidentes provocados en su inicio por radicales rojiblancos que se han presentado en los bares habituales de la afición perica y han comenzado a agredir a hinchas blanquiazules.

Los seguidores pericos se han defendido y se ha iniciado una batalla campal que ha acabado con un socio perico holandés herido y trasladado al Hospital de Bellvitge, en principio no sufre nada graves. Los Mossos han procedido a detener a 5 personas e identificar a otras 36.