El partido del domingo será muy especial tanto para Rubi como para Borja Iglesias, que tienen asumido que no serán bien recibidos por la afición espanyolista, a buen seguro el técnico verdiblanco será el que se lleve la peor parte por su forma de salir del club, pero el delantero gallego tampoco tiene pinta de que vaya a recibir demasiado cariño.

De su vuelta al territorio perico ha hablado Borja Iglesias, y de sus palabras se desprende que tiene más o menos asumido que no sera bien recibido por la afición blanquiazul, aunque asegura guardarle mucho respeto y cariño al club espanyolista. El atacante gallego reconoce estar feliz por la decisión tomada de dejar el RCDE Stadium.