Este lunes, en la sesión matinal en la Dani Jarque, el primer equipo ha iniciado la fase de entrenamientos por grupos diferenciados.

Los futbolistas han sido divididos en tres grupos de 10 de jugadores para realizar tareas de campo, de manera diferenciada en varias franjas horarias y en distintas zonas de las instalaciones.

Siguiendo, así, con el protocolo sanitario y de seguridad implantado por la LaLiga. El resto de la plantilla ha completado trabajo extra en el gimnasio. El conjunto de Abelardo continuará esta rutina a lo largo de la semana, combinando dobles sesiones diarias.