Era un lunes, y además rompió a llover bien avanzada la tarde y cuando se acercaba la hora del partido, poco más de 14.000 pericos se dieron cita en el templo para vivir una noche mágica, otra más de las que este equipo nos está regalando, y realmente lo fue, y la afición tuvo un papel destacado.

En este vídeo que tenemos gracias a @elyvaliente podemos ver como la afición perica disfrutó de lo lindo y fue el jugador número 12 que todo buen equipo necesita tener a su lado. La comunión entre la grada y el césped es total, el próximo partido en casa será ante el Girona, un derbi catalán que la hinchada blanquiazul espera con muchas ganas.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol