El espanyolismo ha disfrutado de lo lindo en el estadio de la Cerámica, con una victoria que debe ser el inicio de una remontada que debe conducirnos al objetivo de la salvacíón, la comunión entre afición y equipo será vital para lograrlo, y hoy se ha demostrado.

Al final del partido se han visto lágrimas entre los pericos desplazados, especialmente ha llamado la atención de un joven espanyolista, que no ha podido reprimir las lágrimas al ver a su equipo ganar y encaminarse hacía la salvación.