Hoy se cumplen 8 años de la última vez que Luís García vistió la camiseta del Espanyol. Fue en un partido disputado en Son Moix donde los nuestros cayeron por 1 a 0 ante el Mallorca. El 28 de agosto de 2011 no es un día cualquiera para el asturiano.

Atrás quedan 220 partidos con la camiseta blanquiazul y 41 tantos, pero sobre todo el sentimiento de un jugador que ha dejado huella en la grada espanyolista. El asturiano es uno de los jugadores más queridos y qué mejor encajaron en la forma de ser de la hinchada perica. Luis García tuvo la fortuna de ser campeón de Copa en el Santiago Bernabéu, teniendo además un papel destacado en la final contra el Zaragoza.