Los más de 500 pericos presentes en las gradas del Groupama Arena enloquecieron con la parada de Diego López en el penalti, tal y como podemos ver en este vídeo de un tuitero que estuvo presentes en las gradas del estadio del Ferencvaros, uno de los momentos de “locura” colectiva que se vivieron entre los blanquiazules desplazados a tierras húngaras.