Por muy mal que este el equipo y por mucha cara de Segunda División que tenga el equipo, los pericos tienen algo sagrado, el minuto 21 de cada partido, sea donde sea, la hinchada perica recuerda la figura del eterno capitán.

Y este domingo el Sadar no ha sido una excepción. Siempre presente, Dani.