El encuentro entre el Espanyol y el Betis es de los que hacen afición. Los 21.000 espectadores que acudieron al RCDE Stadium vivieron un partido loco… casi como una montaña rusa llena de emociones. Y los goles de Javi Fuego y Reyes son para retenerlos en la memoria por mucho tiempo.

De la decepción por el gol del Betis por un riguroso penalty, al alivio del empate por Javi Fuego y el delirio por el golazo del “brujo” Reyes, por toda la escuadra.

Vale la pena saborear de nuevo las mejores jugadas y los goles pericos.